Todo lo que necesitan saber las personas bajo un tratamiento anticoagulante oral

12-06-2017

 

Las personas con un trastorno de la coagulación tienen un riesgo cuatro veces mayor de sufrir una embolia o una trombosis, es decir, la formación de un coágulo en el interior de las arterias que obstaculice la llegada de sangre y oxígeno a órganos tan importantes como el corazón, el cerebro, los pulmones o a las extremidades. Por eso es necesario que se hagan controles y análisis frecuentes, que lleven un estilo de vida saludable y que conozcan muy bien su enfermedad para tener un control sobre la misma.

Qué debemos saber

A continuación, detallaremos todo lo que una persona bajo un tratamiento anticoagulante oral, basado principalmente en los fármacos antagonistas de la vitamina K (AVKs), debe saber para poder llevar una vida normal:

– Tomar el fármaco anticoagulante en la dosis exacta prescrita por el médico y cada día a la misma hora

– Realizarse una medición del índice INR semanalmente para estar el mayor tiempo dentro del rango recomendado y evitar así complicaciones asociadas

– Informar a otros médicos de que está tomando fármacos anticoagulantes

– Informar a su familia y entorno qué fármaco toma y en qué dosis

– Llevar siempre encima la lista de medicamentos permitidos y contraindicados por su médico

– Comprobar que los medicamentos nuevos estén en la lista de permitidos

– No tomar fármacos que contengan ácido acetilsalicílico, como la aspirina

– Vigilar las pérdidas anormales de sangre o hematomas en piel y mucosas. Si sangrara abundantemente por alguna parte del cuerpo, acuda inmediatamente a urgencias, informando de que está siguiendo un tratamiento anticoagulante

– Consulte con su médico antes de someterse a intervenciones quirúrgicas o ir al dentista

– No ponerse inyecciones intramusculares

– Si cree que está embarazada, comuníqueselo a su médico

– Evitar alimentos que contengan un contenido muy elevado de vitamina K, como la col, las espinacas, las acelgas, entre otras verduras de hoja verde.

– Evitar consumir bebidas alcohólicas y el tabaco

– En caso de dolor de cabeza intenso y brusco, alteraciones de la visión o del habla, acuda a urgencias e informe de que está tomando un tratamiento anticoagulante

– Llevar siempre consigo una libreta del control sobre su tratamiento anticoagulante oral, ya que será de utilidad en el caso de sufrir un accidente

 

Siendo conscientes de que es un tratamiento crónico y teniendo en cuenta estos consejos, no habrá nada que le impida seguir disfrutando de su vida.

 

Fuentes: Medicina21.com, MedicinaTV.com y Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (Feasan)

La entrada Todo lo que necesitan saber las personas bajo un tratamiento anticoagulante oral se publicó primero en Tao-control.