La prueba del Sintrom®

25-01-2018

En España se realizan cada año alrededor de 400.000 pruebas del Sintrom®, el nombre comercial más extendido del anticoagulante oral acenocumarol.

Esta prueba tiene el objetivo de medir el nivel de coagulación de la sangre (o índice INR) para saber si la persona está en su rango terapéutico fijado o no y, si es necesario, modificarlo con una nueva dosis de medicación. Controlar este valor es clave para evitar la formación de posibles trombos o cualquier otra complicación. Cada patología por la que se prescribe seguir un tratamiento anticoagulante oral tiene un rango terapéutico de INR recomendado, que a la vez dependerá de cada persona:

  • Fibrilación auricular: INR 2-3
  • Tromboembolismo venoso: INR 2-3
  • Prótesis valvular aórtica: INR 2-3
  • Prótesis valvular mitral: INR 2,5 – 3,5
  • Prótesis valvular tricúspide: INR 2,5 – 3,5
  • Prótesis múltiple: INR 2,5 – 3,5

Cómo podemos controlarlo

El control de los anticoagulantes orales debe hacerse periódicamente para asegurarse de que la persona está dentro de los valores INR fijados. Un valor superior a 4 supone un incremento en el riesgo de hemorragia, mientras que un valor inferior a 2 indica un aumento del riesgo de padecer trombosis. Varios factores pueden influir en este valor, como la interacción con otros medicamentos, la dieta o el estilo de vida. Por eso mismo, el seguimiento del tratamiento debe estar siempre bajo la supervisión de un especialista.

anticoagulantes orales

Esta medición puede hacerse en un centro hospitalario o ambulatorio, pero hoy en día el autocontrol del propio tratamiento es la alternativa más eficaz. Con unos dispositivos llamados coagulómetros portátiles se puede medir el índice INR desde casa, de una manera más cómoda y rápida, sin tener que desplazarse o esperar a los resultados.

Con esto último se quiere conseguir una mayor implicación por parte de la persona afectada, mayor adherencia al tratamiento y al control, a la vez que mayor libertad para mejorar en calidad de vida.

La entrada La prueba del Sintrom® se publicó primero en Tao-control.