Preguntas más frecuentes sobre el tratamiento anticoagulante oral

16-11-2017

Recibir el tratamiento con anticoagulantes orales puede generar inquietud entre las personas afectadas o entre sus familiares en cuanto a la manera de abordar esta nueva situación.

preguntas frecuentes

A continuación, detallaremos las preguntas más frecuentes que suelen aparecer en la consulta del médico y las respuestas que mejor ayuden a disipar estas dudas.

¿Qué es el tratamiento anticoagulante oral?

Los fármacos anticoagulantes orales son medicamentos cuya función es la prevención de una trombosis o una embolia por su acción inhibidora de la coagulación de la sangre.

¿Para qué enfermedades está prescrita?

Existen distintas indicaciones para empezar un tratamiento anticoagulante oral. Las más frecuentes son: fibrilación auricular, enfermedad tromboembólica venosa, cardiopatías congénitas, infarto de miocardio o en situaciones especiales, como un embarazo.

¿Existe un periodo de edad en el que una persona entra en riesgo?

No existe un intervalo de edad establecido porque las indicaciones son diversas. Pero si es cierto que el riesgo aumenta en las personas mayores de 55 años debido al riesgo asociado a enfermedades cardíacas.

¿Cuáles son los beneficios del tratamiento? ¿Y los riesgos?

El principal beneficio de este tipo de tratamiento es ayudar a mantener la sangre en su punto de coagulación óptimo, tanto para evitar trombos como hemorragias. De esta manera se consiguen prevenir enfermedades tales como el tromboembolismo, episodios agudos como un ICTUS o una hemorragia interna.

El riesgo más destacable es la aparición de un trombo o una hemorragia si la persona bajo tratamiento no está en su rango terapéutico óptimo y no sigue un control periódico de su índice INR.

¿Es para toda la vida?

El tiempo de prescripción del tratamiento anticoagulante oral va a depender del motivo por el cual se empieza con este tratamiento. Puede durar meses, como en el caso del tiempo posterior a una operación determinada o a un embarazo, o puede ser para toda la vida.

¿Qué debo hacer si me olvido de una toma?

Si se olvida de la toma a la hora habitual, se puede tomar antes de que transcurran más de 4 horas. Si es más tarde, se recomienda saltarse esa dosis y seguir al día siguiente con la pauta establecida.

Si se olvida una toma y no se acuerda hasta el día siguiente, tome la dosis que corresponda a ese día (no tome el doble de dosis para compensar).

¿Puede el paciente recibir transfusiones de sangre?

Las personas bajo este tipo de terapia pueden recibir transfusiones de sangre. Sin embargo, conviene matizar que la transfusión de plasma revierte el efecto del tratamiento anticoagulante oral, es decir, espesa la sangra y acelera el tiempo de coagulación de la misma.

¿Influye la alimentación en la eficacia del tratamiento? ¿Por qué?

Los fármacos anticoagulantes orales más conocidos (warfarina y acenocumarol) se caracterizan por tener una actividad antagonista de la vitamina K, vitamina presente y responsable del proceso de coagulación de la sangre. Existen ciertos alimentos ricos en vitamina K (hojas verdes, espinacas…) que podrían disminuir el efecto de estos fármacos. Esto no significa que su consumo esté prohibido, más bien que no se debe abusar de ellos y, sobretodo, seguir una dieta equilibrada.

¿Y la actividad física o el estilo de vida?

El ejercicio físico está recomendado para las personas bajo un tratamiento anticoagulante. Sin embargo, se deben evitar las actividades de riesgo o los deportes de contacto principalmente por el aumento del riesgo de sangrado. Aun así, hay que evitar el sedentarismo en la medida de lo posible, ya que la actividad física ayuda a mantener una buena circulación de la sangre, evitando así la formación de posibles trombos.

Los hábitos de vida saludable siempre serán cambios positivos para mejorar en calidad de vida.

La entrada Preguntas más frecuentes sobre el tratamiento anticoagulante oral se publicó primero en Tao-control.