Realidades del tratamiento anticoagulante oral

11-10-2017
Vivir bajo un tratamiento anticoagulante oral

Dudas y preguntas suelen aparecer cuando el médico dice que hay que seguir un tratamiento anticoagulante oral.fármacos anticoagulantesConvivir con un tratamiento así requiere información, predisposición y adaptación por parte de todos. Pero son terapias necesarias porque, al fin y al cabo, pueden salvar vidas.

A continuación, pondremos sobre la mesa las realidades del tratamiento anticoagulante oral para que las persona afectadas sean conscientes de lo que esto supone y puedan llevar una vida normal.

Beneficios y riesgos

Todos los tratamientos tienen ventajas y riesgos. El beneficio más destacado del tratamiento anticoagulante oral es tratar y prevenir un problema trombótico o enfermedades tales como el ictus o el tromboembolismo. El principal riesgo de la terapia es la aparición de hemorragias o pérdida de sangre si no se tiene un seguimiento periódico.

Seguimiento médico

El seguimiento médico dependerá del tipo de fármaco anticoagulante prescrito. los anticoagulantes inhibidores de la vitamina K requieren una monitorización mensual, siempre y cuando la persona bajo tratamiento mantenga unos niveles de INR estables. Los anticoagulantes orales de acción directa necesitarán un control de la función renal, semestral o anual, dependiendo de las características de cada persona.

Compatibilidad o no con otros medicamentos

Es cierto que existen medicamentos que están contraindicados de usar junto con los fármacos anticoagulantes orales. Por esta razón es esencial saber cuáles se pueden tomar y cuáles no, que dependerá del tipo de tratamiento anticoagulante oral. Las personas afectadas deberán informar a cualquier médico su condición de anticoagulado y los fármacos que toma. Ante cualquier cambio de tratamiento o de modificación de la dosis, será necesario realizar un control del tratamiento a los 5-7 días.

Cambios en el estilo de vida

Hábitos de vida saludable, seguir una dieta sana y equilibrada y hacer ejercicio de manera regular siempre deben verse como cambios positivos a la vida de las personas afectadas. Aun así, conviene saber que no se debe abusar de alimentos ricos en vitamina K, ya que su consumo en exceso puede disminuir el efecto del tratamiento con fármacos anticoagulantes antagonistas de la vitamina K (AVKs). También es importante recordar que se deben evitar las actividades de riesgo o los deportes de contacto, ya que un traumatismo podría suponer un aumento del riesgo de sangrado.

Tratamiento crónico

El tiempo que una persona debe seguir el tratamiento anticoagulante oral dependerá del motivo o razón por la cual se estén tomando los fármacos anticoagulantes, de los factores trombóticos y de los hemorrágicos. En algunos casos, la duración del tratamiento puede ser de meses y en otros, para toda la vida.

La entrada Realidades del tratamiento anticoagulante oral se publicó primero en Tao-control.