Vivir anticoagulado con fibrilación auricular

14-09-2017

  La fibrilación auricular (FA) es la arritmia cardíaca más frecuente en España y una de las razones por las que se prescribe un tratamiento anticoagulante oral. Esta enfermedad afecta al ritmo del corazón provocando una pérdida de la sincronía de su latido normal. Eso quiere decir que el tiempo entre latido y latido es […]

La entrada Vivir anticoagulado con fibrilación auricular se publicó primero en Tao-control.


 

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia cardíaca más frecuente en España y una de las razones por las que se prescribe un tratamiento anticoagulante oral.

arritmia

Esta enfermedad afecta al ritmo del corazón provocando una pérdida de la sincronía de su latido normal. Eso quiere decir que el tiempo entre latido y latido es desigual. La arritmia nace en ambas aurículas del corazón, enviando señales eléctricas rápidas y desorganizadas que originan las contracciones auriculares muy rápidas e irregulares: las aurículas no se contraen, si no que tiemblan. Las contracciones pueden repetirse más de 300 veces por minuto, de forma caótica y sin ritmo.

El tratamiento de la fibrilación auricular depende de la gravedad y frecuencia de los síntomas y de la existencia o no de enfermedad cardíaca. El objetivo fundamental del tratamiento es intentar restaurar el ritmo normal de los latidos del corazón con una frecuencia cardíaca normal.

En la actualidad, existen diferentes formas de tratar las complicaciones derivadas de la arritmia, como la trombosis, que aparece por el mal funcionamiento del sistema circulatorio, y una de ellas es mediante fármacos anticoagulantes. Éstos fármacos modifican el tiempo de coagulación de la sangre. Su función principal es deshacer el trombo o evitar que se formen otros retardando el tiempo de coagulación.

De esta manera, se puede controlar el riesgo de trombosis a costa de introducir un pequeño riesgo hemorrágico. Es fundamental que las personas bajo un tratamiento anticoagulante oral diagnosticadas con esta enfermedad mantengan un valor del INR entre 2 y 3,5. Si el índice INR está por debajo de 2, existe un mayor riesgo de trombosis; mientras que, si está por encima de 4, hay mayor riesgo de hemorragia. Por esta razón, como cada persona es diferente, el médico especialista será la persona encargada de ajustar el rango óptimo del INR según el caso de cada uno.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Con un tratamiento y un seguimiento adecuado, la fibrilación auricular se puede vigilar, además de tener pocas complicaciones. Las personas con esta enfermedad a las que se les ha indicado la anticoagulación deberán seguir las siguientes recomendaciones:

-cumplir estrictamente el tratamiento y mantenerse dentro de los valores del INR recomendados

-identificarse como paciente anticoagulado ante cualquier profesional sanitario

-bajo ningún concepto interrumpir o modificar el tratamiento anticoagulante oral por cuenta propia

-informarse sobre su enfermedad y su tratamiento les proporcionará autosuficiencia y autonomía personal

 

Fuente: Fibrilación auricular elaborado por la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulantes (Feasan)

La entrada Vivir anticoagulado con fibrilación auricular se publicó primero en Tao-control.